miércoles, 7 de noviembre de 2012


JOVENES MIGRANTES Y LA AUSENCIA EN LA IGLESIA CATOLICA
La ausencia de los jóvenes en las iglesias, la integración de los migrantes, la realidad de las nuevas generaciones y las familias latinoamericanas en Italia, son algunas de las interrogantes que nos explica en una entrevista el Padre, Alberto Vitale, miembro de la Oficina Pastoral del Migrante de la Arcidiocesi de Milán. De acuerdo a este contexto, la Iglesia Católica mediante un proyecto pastoral está desarrollando cuatro actividades enmarcados en temas cómo la catequesis, música, teatro y análisis de la realidad.
Entrevista
1.- Usted está trabajando con los jóvenes Migrantes, están comenzando un proyecto que los involucra, en que consiste esta nueva propuesta?
Debo precisar que el objetivo de la diocesis es integrar a todos los jóvenes que llegan de América Latina y de Europa del Este. Nuestra intención es integrar a las diversas parroquias cristianas , teniendo en consideración que la primera generación de jóvenes que recién llegaron, es decir los hijos de la primera generación tienen dificultades de integración. Bajo esta realidad se pensó en estructurar un pequeño proyecto significativo que de cualquier manera ayude a estos jóvenes a integrarse y hacer parte de la comunidad Cristiana ante la sociedad italiana a través de cuatro procedimientos.
Antes, debo aclarar que la Capellania Migrante está dividida en 20 iglesias, entre ellos, cuatro comunidades de filipinos y las iglesias de Europa del Este.
En lo que se refiere a la Comunidad de América  Latina, a los que sigo directamente, se les propuso cuatro actividades esenciales, Catequesis, música, actividad de Teatro y un trayecto para la persona y análisis de la realidad.
2.- En estos últimos tiempos se habla de la ausencia de los jóvenes en las iglesias, usted nos puede explicar el motivo?
Creo que en este sentido los jóvenes Migrantes no hacen una excepción con respecto a los que nacieron y crecieron en Italia. Por muchos años, la Iglesia hace fatiga en hablar un lenguaje que llegue al jóven y en la menera de interceptarlo.
No obstante el esfuerzo de las parroquias, un poco a través de los oratorios, es difícil decir el porqué, seguramente la Iglesia  en general en estos tiempos le resulta complejo hablar a las mujeres y hombres de este tiempo y entre ellos, en particular al Jóven. En el caso de los adultos viven de tradiciones y están estructurados, mientras que las nuevas generaciones están siempre a la búsqueda de cosas nuevas y de la propia vida. El lenguaje  que está hablando la Iglesia probablemente no está llegando.
3.- Ahora, vemos por ejemplo otras religiones están fortaleciendo más su grupo,   que le hace falta a la Iglesia Católica para lograr el objetivo de que exista una mirada en las nuevas generaciones?
Es necesario diferenciar caso por caso, ahora, una cosa es el jóven Musulman y el jóven Cristiano. En lo que respecta a los musulmanes, creo que la diferencia en ellos es la diferencia cultural, por ese motivo se está viviendo un descubrimiento de la religión, bajo una necesidad de descubrir la propia raíz, la propia cultura. En este caso van de la mano religión y cultura, por ese motivo una fuerte necesidad de identidad está fomentando el renacimiento y el descubrimiento religioso.
En el caso del mundo Cristiano, creo que no hay que confundir la tendencia con los números absolutos, es verdad que existen las siete iglesias en crecimiento pero si se parte de 10 y se llega a 20, mientras que la Iglesia Católica hago un ejemplo está cayendo de 200 a 100. Es verdad que se invirtieron las tendencias, pero en números absolutos no podemos hablar de una dificultad en lograr el grueso de la masa de los jóvenes católicos.
4.- Respecto a los jóvenes migrantes, que piensan ellos sobre esta nueva realidad de vivir en Europa?
Depende, diré que existe mucha diversidad entre ellos, algunos se integran sin dificultad, mientras que otros depende de cómo es la familia. En algunos casos el fenomeno de la integración lo viven con un fuerte sentido de nostalgia y necesidad de regresar al País de origen. Yo creo que el problema de la mayoría es en la adolescencia en los de primera y segunda generación.
Pertenecer a grupos que ahora no están totalmente integrados al modelo italiano es un motivo para encontrar una fuerte dosis de sufrimiento y esto les encamina a idealizar -hablo por los latinoamericanos- supuesta latinidad y que al final ni ellos mismos saben su significado y cuándo llega el momento de retornar a su País por vacaciones y se dan cuenta que son más extraños en el Estado de origenen y esto produce un problema y malestar y que se manifiesta en algunos casos con la depresión y en otros casos la desviación social, recalco que estamos hablando de algunso casos específicos y que gracias a Dios no son la mayoría de los jóvenes Migrantes.
5.- En este sentido de que manera debe proceder la familia?
La familia debe esforzarse en aceptar que sus hijos no pueden crecer con la misma mentalidad y no pueden recorrer los mismos pasos que vivieron en su País de origen cuando tenían la edad de sus hijos. Una cosa que continuo a decir a todos es que ser jóven hoy en Milán es diverso de hace 30 años, sin embargo, la gran mayoría los padres de familia no lo asimilan. Una de las cosas que nos piden los padres a nosotros cómo Iglesia es que vivan la Fé y los valores así cómo lo vivieron ellos 30 años atras en otra parte del mundo y esta es una cosa simplemente imposible. La cosa fundamental en las familias es escuchar a los hijos. Entiendo que es muy difícil para muchos sobre todo porque viven muchas tensiones debido a la falta de trabajo, humillaciones y la falta de protección, bajo esta realidad es necesario ponerse a escuchar.
6.- En octubre fué el mes morado, que mensaje daría a los jóvenes y familias peruanas?
Se debe buscar aquello que es bueno y autentico en la tradición, sin la necesidad de haberlo tal y cual. Ahora a los adultos debo decir que se debe ir adelante al margen de la exterior. En una tarde durante la novena de manera provocatoria dije que ser verdaderos devotos del Señor de los Milagros no significa ir por la calle con la tunica viola, cuando al interno están divididos cómo muchos de ellos y discutir sobre diversas cosas, se trata de buscar aquello que es auténtico en la misma tradición y en lo que se recibió en la misma tierra y que continua a tener validez en Italia.
En el caso de los jóvenes invoco a que tengan el coraje de hacer ese salto, es decir de no perder las tradiciones de los padres, buscar de conocer y entender de cómo se puede vivir en la misma experiencia y que siendo diversa deberá ser vivida de modo diverso. Por ejemplo, en el caso de la Catequesis que estamos trabajando con los jóvenes latinoamericanos,  es con Jesús por la defensa de la vida. Ahora, lo que estamos buscando de proponer es un Jesús cómo amigo, cómo uno que pueda decir su experiencia de vida a la realidad de hoy, que seguramente será diverso de aquello devocional que en Perú vivieron sus padres. Tal vez en un contexto ligado más a la Parroquia, tradición, procesión y al mundo de la confraternidad y en Milán es difícil ver la procesión y confraternidad. Claro, cambió el modo de expresar la Fé pero no debe cambiar la esencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario